Temporada 1 letras eclécticas al fondo bicicleta con libro en el asiento con efecto de televisión con interferencia

Letras eclécticas con Daniel Rocha (@bicilector)

Temporada 1

13 capítulos

Como todo comienzo, esta primera temporada está llena de primeras veces. Comentar mis lecturas e intercambiar puntos de vista con lectoras y lectores de todo el mundo fue una experiencia hermosa que me permitió, por fin, vencer una de mis grandes frustraciones: devolver un libro al estante sin haberlo platicado con nadie.

Para agregar una pluma de ave a la balanza de la difusión cultural y como un ejercicio de deconstrucción, para esta temporada me propuse leer más autoras que autores. Latinoamericanas, por supuesto.

#1 Las tierras arrasadas, de Emiliano Monge

Las tierras arrasadas es una dolorosa novela sobre migración escrita por Emiliano Monge, uno de los más brillantes escritores mexicanos de su generación. Este libro marcó mi camino como lector.

#2 Alberca vacía, de Isabel Zapata

Alberca vacía es un libro de ensayos escrito por Isabel Zapata, joven escritora mexicana. En este episodio les cuento cómo me enseñó que los libros tienen vida privada y que se puede conversar con alguien que ya no está a través de las notas que dejó en los libros que leyó.

#3 Casas vacías, de Brenda Navarro

Casas vacías es la primera novela de la escritora mexicana Brenda Navarro. Un libro sobre maternidades y desapariciones, escrito con un lenguaje violento e incisivo, preciso y doloroso.

#4 Hijo de la guerra, de Ricardo Raphael

Hijo de la guerra es la primera novela del periodista mexicano Ricardo Raphael. En ella nos cuenta cómo conoció a un presunto fundador de los Zetas, el cártel más sanguinario del narcotráfico mexicano. Durante un año y medio lo entrevistó una vez a la semana para poder contar su historia. ¿Cuál es el límite entre el periodismo y la ficción?

#5 La memoria donde ardía, de Socorro Venegas

La memoria donde ardía es un extraordinario libro de cuentos escrito por la mexicana Socorro Venegas. Se ha convertido en una de mis lecturas favoritas. Me partió en muchos pedacitos que no he terminado de recoger. Hay relatos memorables entre estas páginas llenas de puertas que dan hacia el vacío.

#6 Restauración, de Ave Barrera

Restauración es una novela feminista escrita por la mexicana Ave Barrera, sobre la posibilidad de reinventar las dolorosas formas del pasado si se logran limpiar las entrañas del sistema y reconfigurar las posiciones en el tablero. La escritura de Ave es elegante y precisa. La lectura es cautivadora, uno de esos libros que se pegan a la mano al tiempo que detonan cualquier cantidad de sensaciones tan desgastantes como catárticas.

#7 Chicas muertas, de Selva Almada

En 2014 la escritora argentina Selva Almada publicó una novela de no ficción llamada Chicas muertas, en la que narra el feminicidio de 3 mujeres adolescentes, acontecidos en provincias argentinas, durante la década de los 80. Casi 40 años después, la situación ha empeorado. 14 de los 25 países con más feminicidios en el planeta están en América Latina y el Caribe. México es el segundo lugar, solo después de Brasil. El libro es desgarrador, la realidad es peor.

#8 Fiesta en la madriguera, de Juan Pablo Villalobos

Fiesta en la madriguera es la primera novela del escritor mexicano Juan Pablo Villalobos. En ella nos cuenta la divertida historia de Tochtli, un niño que vive encerrado en una casa de seguridad que para él es un palacio. Su padre es narcotraficante y eso lo obliga a presenciar escenas atroces que de tanto repetirse se normalizan. Tochtli sufre de un inevitable delirio de grandeza ocasionado por todo el poder que su padre le ha otorgado. Como en sus libros posteriores, Villalobos construye personajes a partir de un humor muy fino, a través de los cuales plantea dilemas filosóficos muy interesantes.

#9 Desierto sonoro, de Valeria Luiselli

La escritora mexicana Valeria Luiselli logró combinar sus mejores herramientas narrativas en esta gran novela sobre el viaje por carretera de una familia de 4. En Desierto sonoro cada miembro busca su lugar a partir de la recolección de ecos del pasado. Sonido, fotografía y mapas son elementos fundamentales en esta exploración sobre la memoria y la identidad. Es también una magistral reaproximación a Los niños perdidos, su libro anterior (2017), en el que explora el fenómeno de la migración infantil de México hacia Estados Unidos. Uno de los libros más aplaudidos del 2019.

#10 Mis favoritas de 2019

2019 fue el año de las voces feministas en la literatura latinoamericana. En este episodio hice un recuento de mis lecturas favoritas, aquellas que más me movieron durante el año, donde incluyo libros de Brenda Navarro, Isabel Zapata, Socorro Venegas, Luis Jorge Boone, Antonio Ortuño, Valeria Luiselli y Lydiette Carrión, entre otras.

#11 Distancia de rescate, de Samanta Schweblin

La primera novela (2014) de la escritora argentina Samanta Schweblin. Una historia sobre la maternidad como responsabilidad de cuidar al otro y también sobre los venenos que amenazan al campo, ocasionando muertes y deformaciones en sus pobladores. Apasionante, mágica, esotérica, con recursos del terror que se van apoderando de la mente del lector. Contada desde la perspectiva de una mujer que está muriendo en una cama de hospital, acompañada de David, un niño que la guía en una regresión para tratar de encontrar el momento exacto en el que ella y su hija Nina se intoxicaron. Un cautivador libro que se lee de un hilo.

#12 Llegada la hora, de Karla Zárate

Llegada la hora es la novela más reciente de la escritora mexicana Karla Zárate. Un libro muy entretenido en el que nos cuenta la historia de John Guadalupe Ontuno, un joven hijo de inmigrantes Michoacanos, quien ahora es el cocinero de la prisión de Polunsky en Texas. Su labor consiste en preparar el último alimento que piden los presos antes de ser ejecutados con la inyección letal.

#13 Entre los rotos, de Alaíde Ventura

Una novela sobre violencia doméstica, escrita entre las heridas abiertas de una familia de provincia. La escritora mexicana Alaíde Ventura nos mete de lleno en un seno familiar violentado por el padre, un macho que va y viene a su antojo, pasando por encima de su esposa, su hija y su hijo, a quienes humilla constantemente. “Entre los rotos” es una novela que busca definir el dolor del silencio y la soledad. Con este libro Alaíde Ventura obtuvo el Premio Mauricio Achar en 2019.